Volver al sitio
Volver al blog
MENÚ

El terremoto que dejó al descubierto la falta de protocolos de seguridad en la CDMX.

Por septiembre 19, 2017Sin categorizar
terremoto
  • Hace 32 años México volvió a nacer, sufría el terremoto más fuerte del que haya registro.

El 19 de septiembre de 1985, a las 7:20 am la Ciudad de México vive el terremoto más fuerte del que se tenga memoria. Con una intensidad de 8.1 grados de magnitud en la escala de Richter y con epicentro en el Océano Pacífico mexicano, cerca de la desembocadura del río Balsas en la costa michoacana y a 15 kilómetros de profundidad. Se calcula que la energía generada por el sismo fue equivalente a la liberada por 30 bombas atómicas como la que destruyó Hiroshima.

Se desconoce el número total de víctimas, (según la última cifra oficial dada en el 2011) se calcula que fueron 40,000 personas. Sin embargo, la mayoría de los conteos o estimaciones rondan los 12 mil muertos, hay muchas crónicas de médicos que revelaron a diferentes medios en donde afirman que por lo menos habían firmado más de 5,000 actas de defunción por médico, solo en esta zona en donde fuera el Hospital General de México, ubicado en Av. Cuauhtémoc en la colonia de los Doctores. Ante las fallas eléctricas y los daños sufridos en Televicentro, la radio se convirtió en el medio más eficiente para mantener informada a la población.

La incomunicación en la que se encontraba la capital del país, provocó que algunos medios internacionales incluso manejaran la información de que la Ciudad de México había desaparecido por completo, hecho que no era totalmente cierto. El único periodista que salió a narrarnos minuto a minuto, fue el Lic. Jacobo Zabludovsky, a bordo de su Mercedes Benz con teléfono abordo incluido, siendo la crónica más emblemática del periodismo de aquel acontecimiento y testigo del desastre de este siniestro. https://www.youtube.com/watch?v=WiVDot996ek

Pero la solidaridad en cada Colonia de esta Ciudad fue inigualable, se podían ver personas de todos los estratos sociales ayudando a remover escombros, a llevar víveres, a cocer tapabocas, a llevar cientos de bolsas de hielos al parque del Seguro Social en dónde ahora se encuentra la Parque Delta, para los muertos que se encontraban en dicho recinto deportivo a manera de morgue.

Las colonias más afectadas fueron Tlaltelolco, Centro, Doctores, Roma y Obrera, cerca de 30 mil estructuras presentaron daños totales, y 68,000 daños parciales. Entre los edificios más importantes que se vinieron abajo estaban el edificio Nuevo León del Conjunto Urbano Nonoalco Tlatelolco; los edificios A1, B2 y C3 del Multifamiliar Juárez; Televicentro (hoy Televisa Chapultepec), los Televiteatros (hoy Centro Cultural Telmex); los Hoteles Regis (ahora Plaza de la Solidaridad); el Hospital Juárez, Hospital General y el Centro Médico Nacional.

Este terremoto toma por sorpresa al propio Presidente Miguel de La Madrid, al no tener ningún tipo de protocolo para atender la emergencia de tal magnitud. No fue hasta las 16:00 horas que el mismo Jefe del Ejecutivo dio un recorrido para darse cuenta del daño terrible que habíamos sufrido en esta Capital del País y con un discurso de solidaridad tres días después.

Durante el terremoto, se escuchaban versiones del fin del mundo, debido a que el cielo se pintó de color rojo, además de los constantes destellos de luces provocados por el corto circuito de los transformadores de la ciudad, lo que ocasionaba mayor pánico. La población decidía acampar en los parques y dormir en las calles por miedo a quedar atrapado en sus propias viviendas. Para auxiliar a la población se conformó la agrupación civil “Brigada de Rescate Topos Tlatelolco”, grupo que desde entonces ha participado en diversas operaciones de rescate alrededor del mundo.

Actualmente la sociedad mexicana está más preparada y reacciona mejor gracias a los constantes simulacros que se realizan. Además de medidas implementadas a partir de esta tragedia como las alarmas sísmicas.                                   A más de tres décadas del sismo que destrozó a la sociedad mexicana, se recuerda como un evento que demostró de lo que es capaz el pueblo mexicano cuando une sus esfuerzos.

Hoy México es más fuerte, más unido y más preparado ante tales acontecimientos, pero falta por aprender. Revivimos la tragedia el pasado 7 de septiembre de este mismo año al sufrir un nuevo terremoto con magnitud de 8.2 grados en escala de Richter, el peor registrado en 100 años y daños fatales principalmente en Oaxaca y Chiapas.                                                                                                                                                                                Lo más lamentable es ver habitantes que al día de hoy siguen esperando la ayuda por parte de las autoridades. Pero unidos en sus comunidades para sobrevivir a tal tragedia.

 

https://www.youtube.com/watch?v=_UNXvMHCrbg

 

https://www.youtube.com/watch?v=H2YobtjPo2M

multisistemas.com

Dejar un comentario

cerrar
Ver info